Adelgazar tras dejar de fumar

Adelgazar tras dejar de fumar

Adelgazar tras dejar de fumar

Las personas que desean adelgazar tras dejar de fumar deben seguir un plan nutricional que lleve a perder peso de manera paulatina y sin que suponga un sacrificio grande, ya que la ansiedad se verá aumentada a causa de la abstinencia del tabaco.

Dieta para adelgazar después de dejar de fumar

Por todo ello, es recomendable seguir una serie de consejos nutricionales.

  1. Reducir los carbohidratos en la dieta, es decir, pan, pastas, arroz, y todos aquellos alimentos que tengan fécula, ya que hacen más lenta la eliminación de las grasas.
  2. No tomar carbohidratos durante la noche ya que el consumo de calorías por la noche resulta difícil de quemar y se convierte en grasa.
  3. Evitar los dulces, bollería, chocolates, pasteles… : son alimentos ricos en calorías y pobres en nutrientes, de los que se abusa para calmar la ansiedad causada por la ausencia del tabaco.
  4. Reducir la sal en la dieta ya que dificulta la eliminación de líquidos, causando un aumento de nuestro volumen corporal, algo que queremos evitar.

Hay que intentar realizar ejercicio físico, practicar algún deporte, distraerse y evitar la rutina, introduciendo al mismo tiempo cambios en nuestra dieta: todo ello con el objetivo de conseguir adelgazar tras dejar de fumar.