Las pataletas

Pataletas y berrinchesLas pataletas de los niños desconciertan a muchos padres, tanto que a menudo no saben cómo actuar y acaban haciendo lo que el niño quiere.

Las pateletas son típicas entre algunos niños con edades entre los dos y los tres años. Una pataleta es la reacción de un niño para conseguir algo que en principio se le ha negado. Si bien es importante que los padres no cedan ante este comportamiento, también es muy importante cuáles son las causas de la pataleta.

 

Causas de las pataletas

Aunque no todos los niños tienen pataletas y la frecuencia de éstas puede variar mucho ya que dependen sobre todo del carácter del niño y de la educación recibida. Normalmente la reacción de gritar, llorar, arrojar objetos o tirarse al suelo son una forma de expresar lo que el niño siente: rabia y frustración por no conseguir lo que quiere.

Habitualmente, el objetivo de la pataleta es llamar la atención cuando sus padres están ocupados y no pueden atenderle; o bien poner a prueba una decisión de los padres, cuando quieren algo que les han prohibido. En ocasiones, las pateletas pueden deberse también simplemente al cansancio o a los celos entre hermanos o entre un grupo de niños.

Qué hacer ante una pataleta

LLa primera reacción ante una pateleta tiene que ser ignorar al niño y alejarse. Aunque en un primer momento el niño puede gritar aún más e incluso golpear o arrojar objetos, si nadie le presta atención cesará en sus esfuerzos. En cuanto el niño empieza a calmarse, es necesario hablar con él, explicarle los motivos de la decisión de los padres y convencerle de que su reacción ni es correcta ni va a cambiar la decisión que los padres han toamado. Debe enseñarse al niño a controlarse y expresar sus sentimientos de manera adecuada: dialogando.

Por lo general, las pateletas desaparecen a medida que el niño va creciendo y su carácter madura.