Bebés prematuros

Bebe prematuroUn bebé prematuro es un bebé que nace antes de la semana treinta y siete de gestación por lo no ha tenido tiempo de desarrollar completamente su sistema respiratorio, digestivo o inmunológico.

Aquellos bebés que nacen sólo con 24 semanas de gestación pueden pesar sólo 500 gramos y requieren muchas atenciones. Otros bebés prematuros pueden nacer pocas semanas antes de lo previsto y presentar un desarrollo mucho más avanzado que requiere menos atenciones sanitarias.

Actualmente, las posibilidades de sobrevivir de un bebé muy prematuro son amplias gracias a los adelantos en neonatología. El principal problema de un bebé prematuro es que no tiene desarrollado completamente su aparato digestivo y respiratorio.

Uno de los problemas más comunes es la incapacidad para regular su temperatura. Es por eso que hay que mantenerlos en una incubadora con el objetivo de igualar lo máximo posible las condiciones del útero y protegerlos de las infecciones pues su sistema inmunológico tampoco está desarrollado y pueden contagiarse fácilmente.

La mejor forma de alimentar a un bebé prematuro es como siempre la leche materna, que le procurará proteínas, defensas y le hará madurar y desarrollarse de manera óptima. Tras pasar por la incubadora, el bebé puede seguir su desarrollo en casa.