Parches de nicotina

Los parches de nicotina son uno de los métodos más populares entre aquellas personas que desean dejar de fumar. Cada parche contienen una fuente de nicotina que reduce los síntomas de abstinencia experimentados al dejar de fumar cigarrillos.

Los parches de nicotina se aplican directamente sobre la piel, una vez al día, por lo general a la misma hora y normalmente en la parte superior del tórax, en los brazos o en la cadera. El parche debe utilizarse entre 16 y 24 horas, de acuerdo a las instrucciones especificadas dentro del envase. Es posible ducharse o bañarse con el parche. Una vez retirado el parche, es aconsejable utilizar el siguiente sobre un área diferente de la piel con el objetivo de prevenir una posible irritación.

Después de haber usado el parche durante un perido de al menos 2 semanas, suelen utilizarse parche con una dosis menor de nocotina. Los parches se utilizan con dosis de nicotina menores de manera gradual, ya que de ese modo se reducen los síntomas de abstinencia de la nicotina.

Cuándo consultar al médico

Consulte a su médico si experimenta alguno de los siguientes síntomas:

  • erupciones en la piel o inflamaciones
  • crisis convulsivas
  • frecuencia cardíaca irregular
  • dificultad para respirar

Marcas más habituales de parches de nicotina

  • Habitrol
  • NicoDerm
  • Nicotine transdermal system
  • Nicotrol
  • ProStep