La mejor bombilla para leer

La luz natural es siempre la mejor opción de iluminación para leer o estudiar. Cuando no es posible, debemos asegurarnos bombillas de bajo consumo que además de tener un menor gasto eléctrico, no se calientan demasiado y desprenden poco calor.

Bombillas de luz amarilla

La luz amarilla no se recomienda para leer o estudiar porque puede provocar mayor cansancio en la vista. Es por este motivo por el que siempre se recomiendan luces claras, que tienen un mayor parecido a la luz natural y terminan por cansar menos los ojos.

Bombillas de luz blanca

Sin embargo, utilizar una bombilla de luz blanca hace necesaria una lámpara de mayor potencia. Esto es debido a que las bombillas de luz blanca dan menos luz que las bombillas de luz amarilla.

Orientar la luz correctamente

La lámpara ideal para estudiar o leer es el flexo: una lámpara que concentrala luz sobre el lugar exacto de lectura, tiene buen alcance y buena movilidad.

La luz debe orientarse según la mano con la que se escribe con el objetivo de evitar las sombras: para las personas diestras la luz tiene que provenir del lado izquierdo; para las personas zurdas, la luz tiene que provenir del lado derecho.

Evitar las bombillas tipo LED y los tubos fluorescentes

Tanto los tubos fluorescentes como las bombillas tipo LED producen pequeños parpadeos que acaban causando cansancio en la vista.