Drenaje linfático para piernas y celulitis

El drenaje linfático es un tipo de masaje eficaz para luchar contra la celulitis y estilizar las piernas ya que favorece el funcionamiento del sistema linfático, clave para el buen funcionamiento del sistema inmunológico.

El drenaje linfático es una técnica de masaje terapéutico el que se realizan maniobras manuales muy suaves con el fin de drenar o desplazar la linfa que se encuentra estancada. De esa forma se consigue su evacuación normal hacia el torrente venoso. La linfa es un cúmulo acuoso de toxinas y materias de desecho que desprenden las células. La linfa está directamente relacionada con el el aspecto y envejecimiento de nuestra piel.

Sesiones de drenaje linfático

El masaje manual es muy suave e indoloro para el paciente, pero debe ser realizado por un fisioterapeuta para de esa forma garantizar su eficacia. Durante la sesión se activa la circulación de la linfa para que de esa forma no se estanque; mediante el masaje se consiguen drenar las proteínas de los edemas linfáticos.

Una sesión puede durar alrededor de 1 hora. El drenaje linfático terapéutico debe realizarse bajo prescripción médica.

Beneficios del drenaje linfático

El drenaje linfático es eficaz para las piernas hinchadas y el dolor en las pantorrillas entre otras mejoras:

  • Reducción de edemas.
  • Rejuvenecimiento de la piel que recupera luminosidad.
  • Reducción de la hinchazón revitalizando los tejidos, ayudando así a prevenir y eliminar la celulitis.