Cremas con veneno de abejas

Cremas con veneno de abejas

Cremas con veneno de abejas

La reciente popularidad de cremas con veneno de abejas es debida a las propiedades de este ingrediente que ayuda a reafirmar la piel y estimular el metabolismo celular regenerando y cicatrizando los tejidos.

Además de hidratar, acondicionar, suavizar, regenerar la piel, las cremas con veneno de abeja ayudan a nutrir los tejidos con el objetivo de revitalizar y purificar la piel especialemente en zonas del rostro y el cuello. El veneno de abeja está compuesto por diversas sustancias destacando la melitina, un aminoácido usado para ayudar en el tratamiento del cáncer de piel y el cáncer de mama.

Propiedades de las cremas de veneno de abejas

Este tipo de serums y cremas destacan por ser espesas y agradables de usar. Lo habitual es aplicar la crema con veneno de abejas sobre el cuello y la cara, una vez por la mañana y otra por la noche. Las creamas que contienen apitoxina (el nombre que se le da al veneno de abeja) tienen un olor natural a miel y a flores, son fáciles de aplicar y difuminar.

El resultado es una piel más radiante y luminosa. La aplicación continuada de este tipo de cremas proporciona una aspecto y una textura a la piel más uniforme. Las cremas de veneno de abejas también ayudan a hidratar y cicatrizar pequeñas heridas.

En el mercado destaca la creama BeeVenom Essence que se comercializa en un tarro de cristal de 50 ml y su precio es ronda los 20€. También está la coleccion Heaven que pueden comprarse en España con prescios que rondan los 28€ de un contorno de ojos, los 40€ de una mascarilla y entre 50€ y 90€ de las cremas hidratantes.

Entre las famosas que se han decantado por usar este tipo de cremas se encuentran la ex-miss británica Deborah Mitchell, la princesa Kate Middleton,  la actriz Gwyneth Paltrow, la ex-modelo Claudia Schiffer, la cantante Kylie Minogue o la multifacética Victoria Beckham.