Leches para bebés

Leches para bebésExisten distintos tipos de leches para bebés indicadas para cada etapa de la vida del bebé y que pueden adquirirse en forma de polvos, leches líquidas o semilíquidas.

La lactancia materna se puede alargar hasta un año después de haber dado a luz e incluso más tiempo; pero este periodo puede verse reducido dependiendo de cada madre y su situación personal. La leche de continuación es un sustituto de la leche materna en los casos en los que la madre decide no darle el pecho a su bebé. El pediatra nos puede aconsejar que tipo de leche debemos incluir en la alimentación de nuestro bebé y en que momento.

Tipos de leches para bebés

La mayoría de las leches de continuación están hechas de leche de vaca tratadas para suprimir las grasas y para enriquecerlas con carbohidratos, grasas, vitaminas y minerales. Los pediatras recomiendan alargar el máximo posible la lactancia materna porque las leches de continuación no contienen los anticuerpos que la madre transmite al bebé.

  • Leche de continuación de tipo 1. Esta indicada para bebés de menores de cuatro meses. Dentro de estas leches tipo 1 podemos encontrar distintos variedades, como leches adaptadas para que se asemejen a al leche materna en su proporción de proteínas o leches de continuación especiales para aquellos bebés que presentan predisposición a sufrir alergias.
  • Leches de continuación tipo 2. Para bebés de más de cuatro meses. Siempre se debe hacer el paso de una leche a otra de una forma progresiva, para que el bebé se pueda ir acostumbrando al nuevo tipo de leche.
  • Leche de continuación tipo 3. Para bebés a partir de los ocho meses. Los niños a partir de un año deberían tomar medio litro de leche al día, en forma de biberón, yogures u otros productos derivados de la leche.