Transtornos del apetito

Transtornos del apetito El equilibrio entre el gasto y el consumo de energía es gestionado por el apetito. Los trastornos del apetito se manifiestan clínicamente en casos de obesidad, bulimia y anorexia.

Al igual que todos los estímulos puede ser afectado por factores biológicos, socioculturales, económicos y experiencias personales. Los trastornos del apetito son enfermedades crónicas y progresivas que se manifiestan a través de la conducta alimentaría, aunque en realidad son debidos a una diversa cantidad de síntomas como la alteración o distorsión de la imagen corporal y el temor a subir de peso.

  • La anorexia se caracteriza por un deseo patológico por adelgazar, lo que conlleva a una pérdida voluntaria de peso, produciéndose una desnutrición progresiva que puede conducir incluso a la muerte.
  • La obesidad es un enfermedad que se caracteriza por el exceso de grasa en el organismo. La obesidad, está relacionada con enfermedades cardiovasculares, diabetes, etc. Hay que tener en cuenta que un niño o un adolescente obeso tiene muchas posibilidades de convertirse en un adulto obeso, con lo que es muy importante seguir unas correctas pautas alimenticias, durante estas edades.
  • La bulimia es una enfermedad nerviosa que produce un trastorno en los hábitos alimenticios. Se caracteriza por que el enfermo después de ingerir grandes cantidades de comida, siente un sentimiento de culpa y se autoproduce el vómito o usa laxantes y diuréticos.

La anorexia, la obesidad y la bulimia son las alteraciones del apetito más frecuentes entre los 12 y los 20 años. Si la familia detecta alguno de los síntomas de estas enfermedades, debe acudir al especialista para que este recomiende el tratamiento adecuado. También es beneficioso para la familia acudir a alguna asociación de afectados donde podrán recibir asesoramiento y apoyo.