Reducir la sal

Reducir el consumo de salReducir la sal en nuestras comidas es una manera de cuidar nuestra salud: diversos estudios demuestran que el consumo excesivo de sal puede provocar enfermedades cardiovasculares o hipertensión.

Por ello desde diversos organismos se ha pedido a las empresas de alimentación que reduzcan la sal que añaden a sus productos y también se ha recomendado a los restaurantes que preparen sus recetas con menos sal.

Cómo reducir la sal en la dieta

Los expertos en nutrición recomiendan tomar como máximo de cinco a seis gramos de sal al día.

  • La primera recomendación y la más sencilla, es cocinar utilizando menos sal. Se puede sustituir la sal por especias como la pimienta, el ajo o el comino.
  • Evitar la compra de productos precocinados y de platos preparados, ya que suelen utilizar mucha sal, tanto para la elaboración de los mismos como para su conservación.
  • Aumentar el consumo de alimentos frescos.
  • No llevar el salero a la mesa.
  • Cocinar los productos al vapor, al conservarse mejor el contenido en sodio de los alimentos se necesita utilizar menos sal en su preparación.
  • Tomar al menos dos litros de agua al día. El agua nos ayudará a eliminar el exceso de sodio de nuestro organismo.