¿Por qué estoy gorda aun si no como mucho?

“¿Por qué estoy gorda?” es la pregunta que muchas mujeres formulan en la consulta de su nutricionista. La verdad es que no resulta sencillo mantenerse delgada y mucho menos sencillo resulta lograr bajar de peso.

La experiencia clínica ha enseñado que la gente gorda no nace gorda. La grasa es debida casi siempre al hecho de comer en exceso, ingerir más energía de la que se puede quemar. Es una cuestión de matemáticas: si usted come alimentos que proporcionan más energía de la que gasta, su metabolismo (conjunto de reacciones que mantiene el funcionamiento del cuerpo) transforma el exceso en grasa. Para eliminar la grasa, debe reducir el consumo de energía y aumentar su combustión. En pocas palabras: comer menos (o mejor) y moverse más.

Hacer dieta para adelgazar

Hacer dieta no significa que hoy, como hace 30 años, se deba seguir una dieta restrictiva. También es importante alertar
de que el ejercicio por sí sólo puede ser que no adelgace. Aunque sin duda el ejercicio es bueno para mejorar la salud y aumentar los efectos de la dieta.

Las dietas modernas ofrecen una variedad de comida variada y sabrosa, pudiendo la gente incluso continuar con su vida profesional y sus horarios, asistir a restaurantes y elegir un plato del menú. Las opciones para la actividad física son también más amplias: desde baile de salón hasta ski de fondo.

En todos los sentidos, para vivir bien hay que respetar ciertos límites. Nadie hace lo que quiere sin tener que pagar ningún precio. Por ello una dieta balanceada no debe restringir grupos de alimentos ni hacer pasar hambre a las personas que la siguen.