Dieta sana para adelgazar

Una dieta sana y equilibrada es la mejor opción para adelgazar y perder esos kilos de más, todo ello sin necesidad de pasar hambre por culpa de una diesta restrictiva.

Una dieta sana puede reducir en hasta un 80% las enfermedades cardiovasculares y en un 70% algunos tipos de cáncer. El resultado de una dieta sana y balanceada será una pérdida paulatina del exceso de peso: adelgazar de manera sana y sin esfuerzos. Si el objetivo de tu dieta es adelgazar, lo ideal es hacerlo entre medio kilo y un kilo a la semana, de manera que el cuerpo asimile los cambios en la dieta sin reducir el gasto energético.

Obesidad y sobrepeso

Siguiendo una mala dieta conseguiremos adelgazar rápido, pero será aún más rápido lo que tardemos en recuperar e incluso aumentar nuestro peso. Esto es debido a que son diversos los factores que favorecen el sobrepeso y obesidad. Los hay de origen endocrino, psicológico e incluso cultural. Son diversas las causas que propician la obesidad y por consiguiente son diversos los puntos a cuidar.

Dieta equilibrada para adelgazar

Una alimentación sana y equilibrada es la base de una buena dieta para adelgazar. Pero la dieta debe acompañarse de actividad física acorde a nuestras características personales. Siga los siguientes consejos para adelgazar:

  1. Se deben realizar cinco comidas al día divididas en tres comidas principales (desayuno, almuerzo y cena) y dos comidas ligeras a media mañana y media tarde. Los alimentos más importantes de la dieta diaria deben ser las frutas y las verduras.
  2. Debemos beber agua frecuentemente: se recomienda beber alrededor de 2 litros de agua al día
  3. No olvide la importancia de realizar actividad física todos los días: caminar, bailar, nadar o montar en bicicleta son buenas opciones.
  4. Es necesario descansar y domir al menos 7 horas al día para reponer fuerzas.
  5. Existen técnicas de relajación que ayudan combatir el estrés y liberarnos emocionalmente. Pruebe a practicar yoga, tai-chi o meditación al menos dos veces por semana.

 

Se ha demostrado que las dietas para adelgazar rápido llamadas “milagrosas” dañan la salud. Las dietas de ayuno o semiayuno sólo hacen perder agua y masa muscular, y el peso se recupera en un abrir y cerrar de ojos. Las reducciones drásticas de alimento obligan al organismo a reducir el consumo de calorías por lo que comiendo menos se adelgaza cada vez menos. En cuanto se recupera la dieta normal el cuerpo hace acopio de reservas por si vuelve a sufrir carencias de calorías, y, como consecuencia, engorda, sobre todo en forma de depósitos grasos.

Te invitamos a seguir una dieta sana y equilibrada basada en hábitos saludables y alimentos sanos. Son recomendables los productos orgánicos y el uso de cosméticos naturales para equilibrar cuerpo y mente.

Recuerde consultar a a su médico, dietista o nutricionista antes de iniciar una dieta o si sufre bulimia, anorexia o cualquier trastorno nutricional.