Dieta macrobiótica

La dieta macrobiótica parte de una corriente japonesa basada en la búsqueda del equilibrio físico y emocional a través de una dieta equilibrada específica.

La macrobiótica propone que el complejo proceso de asimilación de los alimentos por el organismo humano es el punto esencial de la cuestión salud y enfermedad, siendo la enfermedad la forma que el cuerpo encuentra para compensar esos trastornos y recobrar el equilibrio. La macrobiótica divide los alimentos en dos grupos:

1- los alimentos Yang: son aquellos considerados de energía caliente, tonificante y contractiva como los cereales, legumbres, pescado, carne, la sal y las verduras
2- los alimentos Yin: son los considerados de energía fría, dispersante y debilitante como el azúcar, la miel, los lácteos (leche, quesos y yogures),el alcohol, las frutas y algunas legumbres como las patatas, la berenjena, el tomate y la remolacha

Alimentos de la dieta macrobiótica

La dieta macrobiótica se fundamenta en el consumo de cereales integrales y las algas marinas en la dieta. Sin embargo, adecúa la dieta a cada persona según su constitución física, el país dónde vive y la estación del año.

Menú de dieta macrobiótica

A continuación te presentamos un ejemplo de menú macrobiótico.

Desayuno
Una infusión de téb Bancha (té muy suave sin teína) o té Mu (mezcla de varias plantas) y galletas de arroz con puré de sesamo

Mediodía
Crema de arroz o sopa de miso (sopa de verduras con algas y condimento salado de soja)
Arroz integral hervido con un trozo de alga kombu y legumbres (seitan o gluten de trigo, tofu y tempeh o soja fermentada)
Compota de manzana (la fruta siempre cocida) o pastel de copos de cereales (maíz o trigo) con gelatina de fruta a base de alga agar-agar
Té Bancha.

Merienda
Té con unas galletas de arroz con mermelada o paté vegetal

Cena
Sopa de verduras con shiitake y daikon
Verduras al vapor con arroz