Cómo adelgazar corriendo

Cómo adelgazar corriendo

Cómo adelgazar corriendo

La meta de cualquier persona con sobrepeso siempre será adelgazar, pero siempre lo complicado será lograrlo, incluso para muchos es casi imposible, pero ¿por qué? Simple, porque a estas personas casi siempre se les recomienda hacer ejercicios complicados o aeróbicos imposibles de realizar para una persona en ese estado físico.

Sabemos bien que aparte de los ejercicios, la dieta alimenticia es algo que se debe controlar estrictamente en las personas con peso elevado; no podrás comer grasas, comidas chatarra (y esas son las mejores) y la mayoría de comidas más sabrosas al gusto, sino que por el contrario deberás comer ensaladas, verduras, todo eso todos los días.

No quiero irme fuera del tema, lo que les explico es por qué es tan difícil adelgazar para la mayoría de las personas. Ahora bien, en este artículo aprenderás cómo adelgazar corriendo.

¿Sabías que correr es una de las actividades que más calorías consumen? Es algo que las personas están ignorando, al menos una gran parte. La mayoría de vosotros piensa que correr o trotar en la caminadora solo sirve para mejorar el sistema cardiovascular, y eso es cierto, pero una cosa que no saben es que también se puede quemar grasa, calorías y por ende bajar de peso. Lo que queremos enseñarles es a cómo hacerlo.

Horarios.

Es un punto bastante importante saber cuándo y a qué hora, para el cuerpo, es más beneficioso correr. Lo que yo particularmente recomiendo es hacerlo por las mañanas, bastante temprano, ¿por qué? Porque tu día aún no ha empezado, y es mucho mejor empezarlo con una buena actividad física. Sé que no es un argumento del todo sólido, pero espérate que ahora mismo lo complemento.

El metabolismo de tu cuerpo se acelera cuando ha habido una perdida sustancial de energía, es decir, cuando has realizado una gran actividad física. Quizá te estés preguntando ¿Qué es el metabolismo? Pues bien, es el proceso químico que sucede en tu cuerpo para transformar las calorías, y la mayoría de nutrientes obtenidos de los alimentos, en energía.

El cuerpo es inteligente, por eso cada vez que pierdes bastante energía en muy poco tiempo, el metabolismo se acelera, consumiendo las calorías de reserva, que se almacenan como grasa en el cuerpo.

Lo que toda persona con sobrepeso desea es eliminar la grasa, y la grasa no es nada más que las calorías de los alimentos, pero almacenadas en el cuerpo. La grasa es una forma de preservar energía aún no transformada.

Entonces, si corres por las mañanas, tu metabolismo comenzará el día de forma acelerada, y convertir el metabolismo en acelerado es lo que más necesitas, porque de esa forma tu cuerpo naturalmente consumirá sus reservas sin requerir de hacer mucho ejercicio. ¿Alguna vez has escuchado de las personas que comen demasiado, pero no engordan? Pues esas personas tienen el metabolismo acelerado.

Cómo adelgazar corriendo

Duración, distancia y velocidad.

Duración

No te confundas con el término “adelgazar corriendo”, correr es prácticamente lo que hacen los deportistas en las carreras de atletismo. El término correcto sería “trotar” ya que es un método mucho más fácil de sobrellevarlo por mucho más tiempo, si tú corres lo más rápido que puedas probablemente termines acabando con todas tus energías en pocos minutos, pero si trotas durarás mucho más tiempo, incluso horas.

Mencionando eso, es importante decir que mientras más tiempo trotes, más calorías quemarás. Procura empezar con lapsos de tiempos cortos, 15 minutos son perfectos para los que inician, luego comienza a elevar esos 15 minutos hasta convertirlos en 40.

Distancia.

La distancia es importante, puedes usar la distancia como medidor para calcular tus avances y darte cuenta del progreso que vas obteniendo desde que iniciaste.

Muchos se complican con este tema de la distancia, es decir, puedes recorrer 1 kilómetro, pero no necesariamente debe ser de forma recta, puedes hacer vueltas a un parque hasta conseguir la distancia de 1 kilómetro recorrido.

Algunas personas se escudan diciendo “Pero por donde vivo no se puede correr, hay muy poco espacio.” Obvio que se puede, así sea el vecindario más pequeño del mundo, puedes darle vueltas una y otra vez. Yo particularmente creo que es mucho más fácil recorrer grandes distancias pero solo dando vueltas a un mismo sector, algo parecido a dar 20 vueltas a una cancha. ¿Sabes por qué opino así? Porque si recorres 1 kilómetro en línea recta tendrás que recorrer otro kilómetro para regresar, y desde esa perspectiva comienza a hacerse más pesado.

Velocidad.

¡Velocidad, el punto más importante de todos! No recomiendo trotar muy rápido, da igual si estás en una caminadora, es mejor no hacerlo muy deprisa, sino más bien lento para no gastar mucha energía de golpe y hacer que el cuerpo la vaya recuperando mientras la estamos gastando.

La velocidad promedio para trotar y no cansarse es de 10 a 30 kilómetros por hora, obviamente ese tiempo varía mucho según tu resistencia. Si has trotado grandes distancias por varios meses tú resistencia será mucho mayor.

Recuerda que debes iniciar trotando lento, a la velocidad que tú sientas que no te cansas, luego a los días siguientes podrás ir aumentando el ritmo.

Rutina.

Y para finalizar, la rutina. Para esto necesitarás bastante constancia y perseverancia. Es mucho más beneficioso para tu salud y para bajar de peso, trotar todos los días que una vez a la semana, o peor aún, una vez al mes, ¿debe ser una broma, cierto? No, no lo es. Si en verdad deseas adelgazar corriendo necesitarás hacerlo una rutina constante.

Tampoco debes desanimarte si parece que no estás perdiendo peso a simple vista, usa una báscula para tomar nota de tu progreso. Recuerda que adelgazar de esta manera es un proceso a largo plazo según la forma en la que lo realices, sigue las instrucciones que hemos escrito en este artículo para no alargar demasiado el tiempo.