Cocinar sano

Cocinar para adelgazarLos alimentos que componen una dieta sana son generalmente fáciles de preparar. La parte difícil es aprender a cocinar sano usando menos sal y menos grasas.

Es importante romper con los malos hábitos alimenticios, evitando los productos industriales, la comida rápida y eligiendo los alimentos más frescos y naturales.

Normalmente, los alimentos deben cocinarse primero a fuego fuerte para luego bajar su intensidad. De esa forma resultan más tiernos y jugosos y a la vez conservan mejor sus vitaminas y minerales. Por otro lado, cocinar al vapor es el método de cocción más simple, sano y natural.

Los siguientes consejos son muy fáciles de seguir y pueden ayudarnos a llevar una dieta mucho más sana:

  • Evitar las salsas preparadas ya que contienen muchas calorías: el mejor aliño para ensaladas es el aceite de oliva y el vinagre; – Las cebollas, los ajos, el limón y las diferentes especias añaden sabor a sus comidas sin incrementar considerablemente el número de calorías.
  • Las proteínas, presentes en las carnes, pescados y mariscos, son necesarias para nuestro organismo; sin embargo, las proteínas también se encuentran presentes en alimentos más sanos y que contienen menos grasas saturadas como las nueces, la carne de aves o los huevos.
  • Aunque no sea necesario eliminar completamente de la dieta los dulces y la bollería, la moderación es la clave. Una manzana, unas uvas o una infusión pueden resultar tan sabrosas como una galleta.
  • Preparar los guisos con menos cantidad de carne de la que sugiere la receta; en su lugar, añada más verduras, arroz, tofu, …