Adelgazar después del embarazo

Pocos días después del parto, muchas mujeres se dan cuenta de que su cara, manos y tobillos están hinchados. ¿Por qué la mayor parte de veces el peso no regresa a la normalidad después del embarazo?

Puede ser debido a que el peso del embarazo debido al bebé, la placenta, el fluido amniótico, etc. ha sido reemplazado por variis kilos de retención de líquidos.

Retención de líquidos tras el embarazo

Esto es bastante habitual.Durante el embarazo aumenta el volumen de sangre circulando para así garantizar el buen funcionamiento y el crecimiento de la placenta. Esto produce que las piernas se hinchen. Además, el peso del útero comprime venas del abdomen produciendo un aumento del volumen sanguíneo en la zona de las piernas. Por ello es también habitual el desarrollo de várices.

La retención de líquidos es debida al estrógeno, una hormona que también puede favorecer la aparición de celulitis. La buena noticia es que se ouede perder ese peso en líquido 2-3 semanas después del parto por vía del sudor y el hecho de orinar con más frecuencia.

¿Cuándo empezar a perder peso tras el parto?

Después del parto, se empezará a sentir más fuerte con el paso de las semanas. Y a partir de los 3 meses se puede volver a la normalidad, realizando deporte y manteniendo el estilo de vida habitual. Es necesario seguir una dieta saludable desde el primer día ya que su bebé así lo requiere para que la leche materna sea de calidad. Podrá empezar una dieta para bajar de peso y hacer ejercicio más vigoroso. Para una pérdida de peso saludable, recuerde que no es recomndable bajar más de medio kilo por semana.